EN FORMA

La mujer siempre quiere verse bella el día de su boda y siempre trata de estar lo más en forma para ese día y lo más recomendable para llegar al altar en forma y con una figura espectacular y para ello lo más recomendable es hacer ejercicio, al hablar de hacer ejercicio no nos referimos a practicar un deporte severo ni a levantar pesas. El día a día te puede ayudar a mantenerte en forma siguiendo una serie de fáciles ejercicios que no precisan de grandes esfuerzos.

DIETAS MILAGROSAS

Regularmente cuando un gran evento se acerca nos queremos ver muy bien, sin embargo creemos que una dieta rápida nos ayudara a bajar todos eso kilitos de mas que venimos arrastrando pero no es así. La mayoría de las conocidas como “dietas milagro” la mayoría de veces no funcionan, o que lo hagan y su seguimiento provoque perdidas de peso, el problema radica en que una vez finalizada la dieta, a menudo se recupera más peso del perdido (efecto yo-yo). Además, pueden provocar deficiencias nutricionales y alteraciones metabólicas responsables de enfermedades.

El sobrepeso y la obesidad son, en la mayoría de los casos, consecuencia de un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético, es decir se consumen más calorías de las que se gastan, por lo que las medidas que se deben adoptar para la pérdida de peso consistirán en una reducción de la ingesta y en un aumento del gasto energético. Para conseguirlo se requiere un cambio en el estilo de vida en lo que concierne a la alimentación (dieta), a la actividad física y a la conducta.

La mayoría de Dietistas-Nutricionistas están de acuerdo en que toda dieta de adelgazamiento propuesta para perder peso debería favorecer una reducción del consumo de kilocalorías habitual respetando los criterios de una alimentación saludable (equilibrada y variada), y que las dietas muy estrictas suponen un fracaso.

Un tratamiento dietético correcto debe intentar establecer hábitos alimentarios y de vida saludables con el fin de mantener a largo plazo el peso perdido. Generalmente, se recomienda una restricción calórica moderada que permita una pérdida de peso media de 225 a 450 gramos a la semana. El/la Dietista-Nutricionista te puede asesorar en la instauración de tu propio plan de adelgazamiento, no obstante se debe tener en cuenta que las dietas no son para unas cuantas semanas se debe de hacer un habito el comer saludable para así no tener que frustrarnos o caer en dietas dudosa. Así que empezar ahora es un buen momento y no esperes a tener una boda, cumpleaños o evento importante para tratar de hacer milagros.