Cestos para recoger desechos creados con manualidades con reciclajes

Las manualidades con reciclajes son una tendencia inteligente para crear cosas nuevas, que está en crecimiento porque permite desarrollar la creatividad con inversiones de dinero y de tiempo muy convenientes.

Crea tus diseños usando lo que seguramente tienes en tu casa y muchas veces desechamos, como envases que pueden convertirse en objetos útiles para todos.

Cuando queremos colocar papeleras o cestos para recoger basura en la casa, en la escuela, en la oficina o incluso en la calle o en los parques, siempre se piensa que se tiene que invertir grandes cantidades de recursos económicos para adquirir cestos plásticos, que en ocasiones no se adaptan al tamaño requerido para el nivel de desechos que se produce en cada ambiente.

Una solución que sale prácticamente gratis para tener un cesto de basura para cada sitio, es reciclar los envases de pintura. Sí, esos envases que vienen en distintos tamaños y que por lo general son de color blanco muy conveniente, pues solo se les desprende la calcomanía que les identifica y se lavan con agua caliente y son un lienzo en blanco para decorar sus cestos.

Cestos reciclados y cómodos para la cocina

Para la cocina son muy prácticos los más pequeños, pues se adaptan al espacio para colocarlos debajo al lavaplatos y usarlo para pelar las verduras directamente sobre el mismo, se lavan muy fácilmente y sí tienen aza pueden colgarse en un gancho para mantenerlo mejor.

Si desea decorarlos, simplemente se le fija con adhesivos un motivo alusivo a la cocina.

Se le puede colocar cualquier tipo de bolsa y cambiarlas con cada comida para no acumular desperdicios. Cuando se deterioran, simplemente se pueden transformar en macetas o en recipientes para diluir los detergentes y limpiar o incluso, como tienen tapa, usarlos para guardar materiales como arena, tornillos, cemento, arcilla o cualquiera que amerite guardar.

Cestos muy útiles en espacios más grandes

Para recoger los desechos sólidos en espacios más grandes, se usan los recipientes de mayor tamaño que quedan luego de pintar, con la gran ventaja que pueden colgarse de sus asas en bases, teniendo dónde botar los desechos fáciles y si

n invertir dinero.

Cuando se colocan en sitios como jardines o patios, son muy útiles porque se pueden recoger todos los remanentes de las podas y de las limpiezas con gran facilidad.

Mientras que no se están usando, pueden servir para transmitir mensajes alusivos al cuidado del ambiente, por lo que cumplen con otra función divulgativa y de igual forma gratis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *