La realidad en el reciclaje de chatarras electrónicas

La contaminación provoca quince veces más muertes que las guerras, según el último informe publicado por “The Lancet” sobre la polución y la salud. Concienciar a la población se hace imprescindible para evitar que la cifra siga en aumento, pues hay un alto porcentaje de chatarras electrónicas que no se recicla de manera adecuada.

El problema de la contaminación es de carácter mundial, que afecta al cambio climático de manera exponencial. Como el propio informe indica “la quema de combustibles es la causa de un 85% de la contaminación por partículas transportadas por el aire y de casi toda la contaminación por óxidos de azufre y nitrógeno y gases de efecto invernadero y contaminantes que conducen al cambio climático”.

En España, las ciudades con mayor índice de contaminación son Madrid y Barcelona, existiendo incluso medidas de instituciones oficiales con el fin de conseguir reducir los altos porcentajes que sufren sus habitantes.

Prohibir la circulación de vehículos por el centro de la ciudad en determinadas horas es una de las restricciones que se han dado en los últimos meses.

Otro de los métodos que deben seguirse para luchar contra la contaminación es el conocido como las 3Rs: Reducir, reutilizar y reciclar. Este cobra mayor importancia cuando conocemos que más del 20% de aparatos electrónicos y eléctricos no son reciclados e

n nuestro país. La realidad es que muchos de los componentes de estos productos son chatarras que deben depositarse en gestores de residuos, donde son tratados de manera adecuada. El aumento de la venta de este tipo de productos obliga a la población a tomar partido por la conservación del planeta y concienciarse en la reutilización y reciclado de los mismos.

En Madrid, una de las empresas con mayor experiencia en el sector de las chatarras es Recemsa, El Chatarrero, con más de 60 años de experiencia trabajando este mercado. A lo largo de los años, El Chatarrero trabaja en la conservación del medio ambiente, usando la última tecnología para asegurar un adecuado proceso de reciclaje que logre mantener en el mayor porcentaje posible las propiedades de cada material tratado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *