El Palacio Nacional de Mafra celebra su tricentenario

La región de Lisboa se prepara para celebrar un hito histórico en el municipio de Mafra: el tricentenario de la construcción del monumento barroco más importante de Portugal, el Palacio Nacional de Mafra.

 

Este importante complejo patrimonial –que comprende el palacio real, la basílica, el convento, el hospital monástico, el jardín y la “tapada” o coto–, conmemora el 17 de noviembre la fecha de colocación de la primera piedra de la Basílica del Palacio Nacional de Mafra, en el año 1717.

 

Hasta el 17 de diciembre, tendrán lugar una serie de actividades conmemorativas recogidas en un programa que incluye conferencias, visitas y conciertos, entre otros actos, organizado por la Dirección General del Patrimonio Cultural, el Palacio Nacional de Mafra, el Ayuntamiento de Mafra, la Escuela de las Armas, la Tapada Nacional de Mafra y la Parroquia de Santo André de Mafra.

 

El 17 de noviembre será la gran puesta de largo con una jornada especial que arranca con la conferencia “Del tratado a la obra” (a las 9.00 horas). Por la tarde, se realizará la presentación de la revista Monumentos 35 (18.30 hrs.), seguida de la inauguración de la exposición “Del tratado a la obra” (19.00 hrs.). Como broche final al día, a las 22.00 hrs. se podrá disfrutar de un concierto evocativo de la Colocación de la Primera Piedra de la Basílica de Mafra.

 

El propio templo será también escenario de algunos de los eventos programados: la Misa Pontifical oficiada en la forma ordinaria del rito romano y a seis órganos, acompañada por el coro del Instituto Gregoriano de Lisboa, el 4 de noviembre a las 14.30 hrs.; y los Conciertos a Seis Órganos que tendrán lugar el 5 de noviembre y el 3 de diciembre, ambos a las 16.00 hrs..

 

El conjunto arquitectónico

 

Realizada a petición del rey João V, esta magnífica construcción fue nombrada Monumento Nacional en 1910. Este título se debe a que el Palacio Nacional de Mafra está considerado una “obra de arte total”, ya que aúna un patrimonio muy diversificado entre arquitectura, escultura, pintura, música y obras literarias.

 

Con un total de 40.000 m2 de espacio, además del palacio, también albergó un convento franciscano con capacidad para 300 frailes. Entre las dependencias y espacios destacan el Campo Santo, la Enfermería, la Sala Elíptica (capitular), la Sala de los Actos Literarios, la Escalinata y el Refectorio.

 

Su notable biblioteca merece una mención aparte. Además de ser una de las más bellas del mundo, es un verdadero repositorio de conocimiento

y obras maestras, ya que cuenta con alrededor de 36.000 libros.

 

También sobresalen sus dos carrillones compuestos por 98 campanas –el mayor conjunto campanario del siglo XVIII– y la más importante colección de Escultura Barroca de Portugal, así como los mencionados órganos de tubos, seis magistrales instrumentos diseñados para su uso simultáneo en la basílica.

 

Más información en www.palaciomafra.gov.pt y www.visitlisboa.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *