Lo más familiar de República Dominicana

República Dominicana es un destino ideal para toda la familia. Sus playas, su naturaleza privilegiada y sus exóticos planes de ocio sorprenderán, sobre todo, a los más pequeños de la casa. En este país del Caribe, toda la familia vivirá experiencias tan atractivas como practicar snorkel en aguas cristalinas, pasear a caballo por la playa o nadar entre tortugas.

Si por algo destaca República Dominicana es por su diversidad de flora y fauna. Así, es posible recorrer el país descubriendo nuevas especies animales y vegetales. El punto de partida de esta ruta comienza en el Acuario Nacional de Santo Domingo, construido junto al mar Caribe. Dispone de un gran túnel de vidrio por el que los visitantes pueden observar de cerca a los tiburones, rayas, sábalos y congrios, como si caminase por el fondo del mar.

Por su parte, el Parque Zoológico, también en Santo Domingo, es un amplísimo espacio de jardines tropicales y zonas acuáticas. Allí, los niños pueden conocer de primera mano ejemplares de mamíferos y aves tropicales, que, probablemente, no hayan visto nunca.

La forma más atractiva de descubrir la fauna dominicana es estando en contacto directo con ella. Para ello, en este país caribeño es muy común nadar entre especies marinas, como delfines y tortugas e, incluso, tiburones o rayas. Diversos centros del país – como Ocean World o Manatí Park- ofrecen actividades de buceo, para que toda la familia pueda sumergirse entre animales, alimentarlos y jugar con ellos.

Otra opción para conectar al máximo con los animales es hacer un tour a caballo por las playas dominicanas.  Suelen tener una duración de cuatro horas aproximadamente y su recorrido estará amenizado por las olas, la brisa del mar e increíbles paisajes de naturaleza salvaje.

Por otro lado, la aventura está a la orden del día en los planes de ocio de República Dominicana. Varios parques se han especializado en la práctica de paintball, escalada, trampolines y tirolinas. Aquí, los más pequeños experimentarán la adrenalina y reforzarán sus habilidades mentales, físicas, de independencia y liderazgo, a través de la participación en deportes extremos. Algunos de los más populares son el Zipline Park o Canopy Punta Cana.

En el caso de que los aventureros se hayan quedado con ganas de más, también es posible visitar Punta Cana y Bávaro a través de buggies. Esta excursión permite conducir por barrizales, cruzar estrechos puentes de madera o atravesar el cauce del río. Al finalizar la ruta, no hay nada mejor que disfrutar de un refrescante baño en las pozas naturales de los arroyos.

Para conocer República Dominicana desde las alturas, es recomendable montar en el teleférico de Puerto Plata, una de las ciudades más turísticas de la costa norte, en cuyo recorrido se pueden observar jardines de plantaciones exóticas.

Durante las vacaciones se pueden compaginar estos planes con la práctica de deportes. Por ejemplo, hacer un recorrido en kayak o canoa es un plan que permitirá introducirse, a golpe de remo, en impresionantes lugares, como cascadas o cuevas naturales, cuyo acceso sería imposible a pie o en coche.

Entrando en el terreno de los deportes, el rey indiscutible del país es el béisbol. Para empaparse de la cultura deportiva dominicana es necesario visitar algunos estadios claves. Uno de ellos es el estadio “Quisqueya Juan Marichal”, situado en Santo Domingo y hogar de dos equipos de béisbol profesional: los Tigres del Lic

ey y los Leones del Escogido.

Sin duda, una ocasión especialmente interesante para viajar a República Dominicana es el carnaval, celebrado todos los fines de semana de febrero. Es la fiesta más colorida y divertida del país y está amenizada por lugareños disfrazados que se reúnen en desfiles y comparsas para festejar el carnaval. Todo un espectáculo visual que no dejará a nadie indiferente.

Por tanto, República Dominicana es un país que lo tiene todo, incluso, para los más pequeños de la casa. Además, a estos planes siempre se pueden añadir puestas de sol en la playa, visitas a parajes naturales increíbles y, en definitiva, actividades inolvidables para toda la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *