El sector inmobiliario y las residencias de estudiantes

Recientemente, la Fundación ASPRIMA ha organizado un desayuno de trabajo denominado ‘El alojamiento de estudiantes: un producto inmobiliario con mucho recorrido’, de la mano de Javier Cámara de Azora. El encuentro reunió a diferentes profesionales del sector interesados en este activo inmobiliario alternativo en auge y apenas implantando. Han participado representantes de promociones para comprar pisos en Oviedo y enotras localidades del Principado de Asturias.

Desde una perspectiva global, EE.UU. se posiciona como líder del mercado a nivel mundial con un 17% de estudiantes internacionales mientras que, en Europa los destinos más atractivos son Gran Bretaña con 2,2 millones de desplazados y Alemania con 1,8 millones. Sin embargo, España, incluida Vegadeo, se ha quedado atrás con tan solo un 6% de desplazados extranjeros a pesar de ser uno de los destinos favoritos de los estudiantes del programa de movilidad europea Erasmus. Existe un factor cultural clave que explica estas cifras, el idioma. En nuestro país la educación se ha impartido tradicionalmente en español mientras que Europa continental se ofrece educación en otros idiomas para acoger más estudiantes internacionales. Por lo tanto, el idioma en el que se imparten los estudios está directamente relacionado a la durabilidad de la estancia del estudiante, siendo más prolongadas en aquellos países que comparten la lengua materna del alumno y más breves en aquellos que solo buscan aprender el idioma. Promociones en Asturias.

En el caso español, Madrid, Cataluña, Valencia y Andalucía se posicionan como los destinos más atractivos con un 70% de estudiantes extranjeros, coincidiendo con las universidades más potentes del país. Además, a este segmento se suma un 21% de alumnos que se desplaza fuera de su ciudad para estudiar. Según Javier Cámara, en España disponemos de 91.607 camas repartidas en 1.112 centros, 921 residencias de estudiantes y 191 colegios mayores.

Antes de llevar a cabo una inversión de esta índole -más rentable que los apartahoteles– se deben tener en cuenta varios aspectos clave como establecer un acuerdo de colaboración de alojamiento con universidades privadas y públicas, tener una buena comunicación entre el centro de estudios y la residencia, un diseño del activo que potencie las zonas comunes

, fijar una estructura de personal estándar en las residencias y centrarse en la experiencia de usuario en el proceso de comercialización. Además, tiene que ser muy flexible en la gestión para captar el valor del estudiante y que no se vaya a un piso de alquiler, afirmaba Javier. Comprar pisos en Pola de Siero.

El alojamiento de estudiantes, además, se caracteriza por un componente anti cíclico, una baja tasa de morosidad y una generación de caja recurrente, que lo convierten en una inversión con una rentabilidad media entre un 6% y un 8,5%, si es eficiente. “El activo vale lo que genera, no lo invertido en él” concluía Javier Cámara. En España, actualmente, la oferta de este tipo de vivienda solo cubre el 23% de la demanda potencial por lo que es evidente que existe una necesidad de cubrir estas necesidades y por tanto, hay negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *