Camas, colchones y somieres: distintas opciones de descanso

Hay muchos tipos distintos de colchones, y casi sería necesario decir que la elección del colchón adecuado para cada uno es un tema personalísimo. Inclusive para esas personas que se ven de repente conviviendo con alguien más, el tema del colchón y la cama puedes llegar a ser un asunto de discordia. La mala elección del colchón, o el dormir en una cama que no se siente cómoda noche tras noche puede llegar a acarrear graves problemas de salud, favoreciendo la patologías oseoesqueléticas, y mermando la calidad de vida. No hay nada más reparador que una buena noche de sueño, y levantarse por la mañana viéndose fresco y despejado. El colchón inadecuado puede hacer que todas las mañanas se transformen en una pequeña pesadilla de dolor muscular y de espalda.

El colchón de lana era muy usado en el pasado, por ser la lana uno de los materiales que la humanidad trabaja desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, este material ofrece múltiples desventajas. Los colchones de lana son pesados, duros y favorecen la aparición de cuadros de alergias, al tener poca ventilación. Es por ello que con el correr del tiempo la lana fue reemplazada por otros materiales más aptos para el desarrollo de equipo de descanso.

Otro tipo de colchón que nos acompaña desde hace siglos son los colchones de plumas. Hoy por hoy, un colchón de plumas suele ser bastante caro, ya que se trata de plumas de ganso o patos. Por lo general este tipo de colchón no tiene buenas cualidades térmicas ni de flexibilidad, por lo cual semejante gasto no acarrea los beneficios buscados.

El desarrollo de nuevos materiales nos trae los colchones de látex, un producto natural que adecuadamente tratado resulta muy versátil para la elaboración de colchones y almohadas. El látex tiene muchas propiedades beneficiosas: es hipoalergénico, es decir que las personas con alergias se verán beneficiadas por su uso, salvo, claro, que tengan alergia látex. Es muy flexible pero conserva su forma por muchos años. Tiene una excelente ventilación, no retiene la humedad y en consecuencia ofrece una muy buena higiene.

Los somieres abatibles se han convertido en un mueble de nuestro tiempo. Si hay una cosa que no abunda en la actualidad es el espacio. Los edificios más modernos han ganado en funcionalidad y confort, pero han sacrificado metros cuadrados. Es por ello que los somieres abatibles han comenzado a jugar un rol importantísimo en las posibilidades de mobiliario para dormitorio.  Este somier permite el aprovechamiento óptimo del espacio disponible, tanto es así que se convertido en una tendencia de la decoración de interiores de hoy en día.

La base de un somier abatible constituye un formidable espacio de almacenamiento, tanto para ropa de cama como para otros objetos como zapatos, abrigos o equipo deportivo. Lo ideal es destinarlo a objetos que no usaremos diariamente, por el simple hecho de que se hace necesario levantar una tapa sobre la que se coloca el colchón, por lo cual siempre será un poco más incómodo que simplemente abrir un armario.

Con respecto a la apertura de la tapa superior, la diferencia la hará la calidad de la articulación de apertura. Cuando el mecanismo es de buena calidad, esto nos permitirá garantizar muchos años de correcto funcionamiento, siempre y cuando no nos excedamos en el peso de la tapa superior -por ejemp

lo, intentando abrirla con una maleta encima.

En muchos casos los somieres abatibles se fabrican compartimentalizados, con distintos cajones para organizar mejor el almacenamiento. Esto permite administrarlo mejor, pero también será necesario reducir el tamaño de los objetos a guardar -tal vez entonces, ese par de esquíes ya no entre, pero pondremos fantástico espacio para almacenar el calzado.

También es necesario considerar que un somier abatible no permite el emplazamiento de cabeceras, con lo cual perderíamos este elemento decorativo distintivo. Asimismo es necesario destacar que el precio final de los somieres rebatibles dependerá del material de la tapa. Si es de madera sólida siempre será poco más caro que los de tapas revestidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *