La Magia Curativa del Cartílago de Tiburón

Síntesis y recopilación informativa  –  Dr. O. Santos Fernández Pavón

En las prácticas curativas contemporáneas es muy frecuente que por carecer  de información integral sobre los beneficios de la Medicina Tradicional o bien por los compromisos contraídos con la Industria y comerciantes se descartan las sustancias naturales que en muchas ocasiones previenen, ayudan al tratamiento  o resuelven diversas enfermedades.

También ocurre que por rutina terapéutica de diversas enfermedades y el patrón vademecum en los tratamientos, ya sean de rehabilitación, químicos o por irradiaciones , no se utilizan de manera colateral  las propiedades de algunos productos naturales a nuestro alcance que favorecen en gran o menor medida la curación del padecimiento (Ej:: cebolla,  jengibre, romero, miel, salvia, aceite de hígado de bacalao, manzanilla, albahaca, limón, berenjena, frutos secos, pomelo, y muchos otros).

Al parecer tal conducta no sería motivada por escepticismos médicos y reticencias, sino por el hecho de que se logre una curación de la enfermedad o inhibición de las neoplasias (cáncer) y no poder determinar si es resultado de la terapéutica colegiada o por los efectos medicinales de los productos naturales.                                                                                                                                                     

Cartílago de Tiburón contra el Cáncer. Resultados en Oncología .

Autorizada su comercialización en los EE.UU. a principios de los años 90 se le reconoce la virtud de detener el crecimiento tumoral. Más de tres décadas transcurridas desde las primeras investigaciones al respecto y hoy se sabe que las posibilidades de que aparezca metástasis en los seres humanos se reducen significativamente cuando se toma cartílago de tiburón.

Cualquier tumor necesita crear su red de vasos sanguíneos para recibir nutrientes y desarrollarse,  por lo que si se le priva o reduce esta posibilidad terminará por desaparecer o reducir su tamaño. El cartílago no solo inhibe directamente la formación de esos capilares sino que facilita la destrucción de los tumores al reforzar la capacidad inmune y prevenir o detener la formación de neoplasias.

El Cartílago de Tiburón inhibe el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos tumorales.  Esta propiedad impide la angio-génesis o la neo-vascularización  y por ello el uso del cartílago es una terapia efectiva para prevenir y combatir aquellas patologías que dependen de la formación de nuevas redes sanguíneas .

Los científicos norteamericanos Dres. William Lane y Linda Comac demostraron tal confirmación ante la Food and Drug Administration (FDA) -U.S.A y la utilización del cartílago como anti-cancerígeno fue progresiva y exitosa  en las terapias practicadas por los doctores Judah Folkman, Robert Langer y Anne Lee entre los años 1991-96 (Universidad de Harvard/instituto de Massachussets) demostrando que el cartílago es la sustancia no tóxica más eficaz para  impedir la angiogénesis  y años después descubrieron que las proteínas del Cartílago de Tiburón son 1.000 veces más potentes como inhibidoras del cáncer que las obtenidas del cartílago de terneros.

Los Estados Unidos de América y la R. de Cuba son considerados los precursores en el uso del Cartílago de Tiburón en la Oncología Clínica con reconocimiento internacional a la Isla entre los primeros en su uso para la terapia complementaria del cáncer avanzado refractario. Sin embargo, es contradictorio que ante la inexistencia de herbolarios y tiendas de productos homeopáticos en la nación cubana no se encuentre disponible el Cartílago de Tiburón en la red estatal de farmacias para el servicio de venta a su población a precios populares.

Los beneficios del Cartílago de Tiburón en el tratamiento de enfermos con diagnóstico inequívoco de cáncer sólido de cualquier localización en pacientes de diferentes razas, sexos y edades entre los 15 y 65 años viene aplicándose en Cuba desde el año 2000 en el Instituto Superior de Medicina Militar “Dr. Luís Díaz Soto” desde que lo iniciaron los Doctores en Ciencias Médicas Rodríguez Perón y José Menéndez López, logrando reducir del 21 al 67% las Neoplasias de Próstata y las de Ovario hasta el 25% en numerosos pacientes con enfermedad terminal.

Hoy el potencial terapéutico del cartílago de tiburón ha sido muy bien investigado en oncología clínica tanto en tumores sólidos de mama, pulmón, próstata o riñón, como en los no sólidos tales como mieloma múltiple.

Además se ha comprobado que en sólo unos pocos meses el cartílago de tiburón mejora la conducta inmune de las células por lo que al tener en cuenta que no provoca efecto secundario adverso grave alguno se considera muy útil para subir rápidamente las defensas de personas debilitadas tras someterse a Radioterapia y Quimioterapia.

Cartílago de Tiburón en las Enfermedades Óseas. Resultados en Traumatología .

El cartílago de tiburón empezó a comercializarse como alternativa natural para tratar el cáncer, pero con el paso del tiempo y tras múltiples investigaciones, se ha hecho popular por innumerables  propiedades que se le atribuyen  para regenerar el sistema óseo, evitar el desgaste y la inflamación  de las articulaciones tras una actividad física prolongada, ya que es una fuente de proteínas y muco-polisacáridos (carbohidratos complejos), rico en aminoácidos y minerales como el calcio y el fósforo.

Además favorecido por la presencia  de otros compuestos tales como:: a) La Proteína IGF que estimula la síntesis de colágeno y hueso así como optimiza el funcionamiento del sistema inmunitario; b)  Una macro-proteína llamada IDC que detiene la formación de nuevos vasos sanguíneos pero a su vez inhibe las enzimas que destruyen el colágeno;  c) la EGA, enzima asociada a la vascularización tumoral y metástasis;  d) el DU,  un carbohidrato presente en el sulfato de condroitina del cartílago de tiburón responsable de respuestas inmunitarias de gran importancia.

Según los estudios realizados, el cartílago de tiburón es un potente analgésico y anti-inflamatorio, que inhibe otras  enfermedades degenerativas asociadas al envejecimiento como el glaucoma y las osteoartritis. 

Su alto contenido en colágeno y  sulfato de condroitina explican sus propiedades terapéuticas en el tratamiento de trastornos como la artritis u otras enfermedades como la psoriasis y retinopatías     (afecciones de la retina ocular).

Otras propiedades del Cartílago de Tiburón están dadas en facilitar la regeneración de tejidos y la cicatrización de heridas, su ingestión es bien tolerada por el sistema gastrointestinal y no produce efectos secundarios graves ni alteraciones orgánicas.

DOSIS DE TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN:

La dosis normal en pacientes en procesos críticos es de un gramo por kilogramo de peso del enfermo al día.  La dosis recomendada de sost

enimiento y prevención es de 3 cápsulas de Cartílago diarias antes del desayuno con zumos o jugos de frutas preferiblemente cítricas.  Quienes vayan a ser operados deben suspender el tratamiento 15 días antes y aquellos que se hayan sometido a cirugía deben esperar 15 días posteriores a la intervención quirúrgica para iniciar el tratamiento. No  es recomendable en los niños menores de 12 años.

Durante el segundo lustro de los años 90 hasta el año 2001 las contribuciones aportadas por los doctores Patricia Amore (Facultad de Medicina de Harvard), el Dr. Michael Klagsbrun  (Hospital de Pediatría de Boston) de U.S.A.;  Mario Estévez Báez, Roberto Ortega Morales, Luis de Jongh Díaz, Rosa Campos Peña,  en los Centros de Sanidad de Cuba y Miguel A. Climent de España, entre otros muchos investigadores,  confirman los avances de las ciencias médicas en las alternativas biológicas  para las terapias de diversas enfermedades y  la lucha contra el cáncer  que confirman la importancia de productos naturales como el Cartílago de Tiburón en estos objetivos.

2 Comments
  1. Después de 25 años de aplicar terapias a miles de pacientes en neoplasias y osteopatías con diagnósticos confirmados de diversas patologías y las investigaciones realizadas por reconocidos científicos de los países más avanzados en las Ciencias Médicas en el Mundo (Cuba y los Estados Unidos de América) y cuyos profesionales médicos gozan del más alto prestigio internacional, así como negar las bondades preventivas y propiedades curativas del Cartílago de Tiburón solo puede obedecer a compromisos o intereses con la industria farmacéutica comercial o por sencilla ignorancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *