El Monasterio de Yuso en La Rioja en cualquier fecha

Ven a la Rioja en cualquier  fin de semana y descubrirás que su paisaje es siempre cambiante mes a mes. No son las típicas cuatro estaciones. En La Rioja se van sucediendo las tonalidades de forma continua y siempre te sorprende su color o su luz.

Puedes acercarte a la Sierra de la Demanda por el valle de los monasterios de San millán y descubrir el punto que da origen al camino de la lengua castellana, ver los códices las glosas, los libros de canto o los misales. ¡Ojo no intentes levantar ninguno de ellos! Pesan demasiado como para aguantarlos en las manos y para ello se empleaban unos grandes apoyos o atriles.

La historia de su fundación va unida a una leyenda basada en un milagro de san Millán (o Emiliano), un joven pastor que se hace ermitaño. Cuando en 574 muere Millán, a la edad de 101 años, sus discípulos lo entierran en su cueva, y alrededor de ella se va formando el primer monasterio, el de San Millán de Suso o de arriba.

El conde Fernán González era muy devoto de él. Tras la batalla de Simancas, en el año 923, en la que San Millán aparece en defensa de los cristianos, es nombrado patrón de Castilla, y se comprometen a pagar los Votos de San Millán. Tras la imposición del patronato de Santiago con la unificación de Castilla y León, los castellanos seguirán invocando a San Millán como a su patrón, y en el siglo XVII, al discutirse de nuevo el patronato de España,  lo vuelven a confirmar como patrón de Castilla y copatrón de España.

El monasterio estuvo habitado por monjes benedictinos hasta su expulsión con motivo de la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX. Desde 1878 está habitado por frailes agustinos recoletos. Yuso y Suso son pues dos monasterios que en realidad tienen una misma historia.



No Comments so far.

Leave a Reply