El trabajo a turnos y nocturno afecta tanto a la salud del trabajador como a la productividad de la empresa

Cerca de dos millones de personas trabajan a turnos rotatorios o en horario nocturno, modalidades de trabajo que afectan tanto a la salud de los trabajadores como a su capacidad productiva y de reacción.

Así, el turno nocturno produce trastornos digestivos y cardiovasculares, además de que en el caso de las mujeres aumenta el riesgo de padecer diabetes de tipo 2, según expertos de la escuela de salud pública de Harvard en Boston (EEUU). El trabajo a turnos y nocturno produce una mayor sensación de cansancio (incluso puede producir fatiga crónica), lo que afecta a la capacidad de atención de los trabajadores. Esta pérdida de concentración se traduce en un incremento de los accidentes laborales, que en el turno nocturno suelen tener consecuencias más graves. Ademas, los trabajadores a turnos tienen un índice mucho mayor de absentismo que los que tienen un horario fijo, y se encuentran menos satisfechos y motivados con su trabajo.

Por todas estas cuestiones, su empresa debe poner en marcha medidas preventivas que permitan mejorar las condiciones de trabajo y la vigilancia de la salud de estos trabajadores. Entre las iniciativas que emplean las empresas más comprometidas con la seguridad y salud de sus trabajadores, y que está comprobado que funcionan, se encuentran…

Para seguir leyendo haga click en Prevencion de riesgos laborales.


No Comments so far.

Leave a Reply