Programas de facturación online: utilidad y comodidad

Para muchos profesionales, sobre todo autónomos y pequeñas empresas, es muy costoso mantener un equipo de gestores que lleven la contabilidad, la facturación… Es un hecho que cuesta mucho pero también es evidente que es fundamental mantener al día tanto los pagos como los ingresos para, por una parte, evitar posibles multas de las administraciones públicas y, por otra, minimizar la morosidad. Por eso los programas de facturación online son una alternativa a tener en muy cuenta.

Sabemos que mantener una buena contabilidad es fundamental para la viabilidad de cualquier negocio. Sin embargo, las necesidades de cada uno no son las mismas, así que las soluciones tampoco deberían de serlo. Está claro que una empresa de cientos de trabajadores, y millones de euros de facturación anuales no tiene las mismas necesidades de un autónomo con 30.000€ de ingresos al año.

En el primer caso es necesario mantener un gran equipo que lleve la contabilidad de la empresa, en el segundo no.

De hecho, en el caso del autónomo, sería más positivo para su economía (y por tanto para la del negocio) que pudiera llevar su propia contabilidad. Pero, qué difícil se hace controlar las facturas, llevarlas al día y saber dónde están, ¿verdad?

Gracias a los programas de facturación online, un autónomo sin mucho conocimiento de contabilidad, puede llevar a cabo las tareas básicas que necesita su negocio, llevar un control de sus facturas y acceder a ellas desde cualquier lugar, puesto que ya hemos dicho, son online.

De esta forma, con un par de clics se puede saber qué facturas están pendientes de cobro, nuestro gestor puede acceder a todas las que tengamos sencillamente facilitándole su trabajo, o podemos hacer facturas muy fácilmente.

Y aquí está otra de sus virtudes. Nos guste o no (y es probable que nos debería gustar) las facturas electrónicas poco a poco se están imponiendo. Por pura comodidad. Nos evitamos de intermediarios (no hay necesidad de enviar una factura a través de un mensajero, con enviarle por internet es suficiente), es mucho más cómodo, rápido… Y, por qué no decirlo, es bastante más sostenible puesto que evitamos usar papel. Menos facturas tradicionales, menos árboles talados, es una ecuación muy sencilla.

Por todo eso, para aquellas pymes y autónomos que no tengan mucho volumen de facturación utilizar uno de esos programas de facturación online es una opción más que recomendable.


No Comments so far.

Leave a Reply